Página principalBlogAsí haces tarjetas en forma de corazón para el Día de San Valentín

Así haces tarjetas en forma de corazón para el Día de San Valentín

¡El 14 de febrero es el día del amor! San Valentín llega a menudo de sopetón y puede traer consigo muchas expectaciones. Es un día estimado (y no tan estimado) por tanto niños como adultos. El Día de San Valentín no tiene porque consistir en rosas, joyas y regalos extravagantes, sino en ofrecer algo que viene del corazón.

Dale una carta como regalo en el Día de San Valentín a niños o adultos, amigo o novio. Seguro que la persona a la que le quieres mostrar tu atención lo apreciará mucho. Hemos diseñado una carta en forma de corazón que va genial para San Valentín, el Día de la Madre o cualquier otro día. Las cartas se pueden hacer en la guardería, en casa o donde sea que tengas papel que doblar y tiempo que usar en hacer la carta. Sigue los sencillos pasos explicados abajo y pruébalo 😊

Cómo hacer una carta en forma de corazón para San Valentín para niños y adultos

Sigue estos sencillos pasos para una carta creativa y hermosa.

  • Encuentra un folio, cartón o algo que se pueda doblar. Haz un cuadrado con ello. Recomendamos un tamaño de 15×15 cm, pero por supuesto puedes hacerlo en el tamaño que desees.
  • Dobla el cuadrado en dos diagonalmente, de forma que hagas un triángulo.
  • Abre el cuadrado y haz la misma doblez en la otra dirección.
  • Abre el cuadrado de nuevo y dobla dos puntas una encima de la otra como mostrado en la imagen.
  • Sujeta las dos puntas que no has doblado y dóblalas hacia arriba, como mostrado en la imagen.
  • Ya casi tienes un corazón completo, pero para suavizar los bordes puedes doblar un poco 4 de las 5 puntas para conseguir una forma más redondeada en la parte superior del corazón.
  • ¡Y listo! Pégale una etiqueta grande para un pequeño detalle extra.

Ahora puedes escribir algunas bonitas palabras y descripciones para la persona a la que le quieras dar la carta y voilà, ya tienes una carta de San Valentín 😍

San Valentín para niños y adultos

¿Por qué celebramos el Día de San Valentín?

Muchos creen que celebrar el Día de San Valentín es algo nuevo que sólo existe para vender chocolate, tarjetas de San Valentín, flores y globos en forma de corazón. Nada más lejos de la realidad: el primer Día de San Valentín se celebró en Roma en el siglo V.

Este día recibe su nombre de un personaje histórico real. Valentín era una sacerdote y médico con una reputación fantástica en el Imperio Romano. El emperador deseaba hacerse amigo de Valentín, pero con la condición de que Valentín se convirtiera del cristianismo y volviera a la religión de los dioses romanos. Cuando se negó a obedecer al emperador, Valentín fue condenado a muerte. Tras su muerte, el Papa en el año 469 decidió que en el 14 de febrero se celebrara en adelante la memoria de Valentín, que se convirtió en un Santo.

Con el paso del tiempo, el Día de San Valentín ha adquirido un significado totalmente diferente para la mayoría de la gente y a día de hoy el amor y el romanticismo son el centro de la celebración. Se desconoce cómo y cuándo se produjo este cambio, pero el poeta inglés Geoffrey Chaucer escribió un poema en el siglo XV que por primera vez conecta el Día de San Valentín con el amor romántico. Es posible que sea a él a quien tengamos que agradecer por que la celebración del Día de San Valentín sea como es a día de hoy.

El Día de San Valentín no es sólo para los novios

La variante más moderna de la celebración del Día de San Valentín procede originalmente de los paises de habla anglosajona, pero se ha consolidado en gran parte del mundo.

Este día ya no está solamente relacionado con el amor romántico. En los Estados Unidos, por ejemplo, es perfectamente normal darles tarjetas a amigos y conocidos en el Día de San Valentín, desde padres y abuelos hasta compañeros de trabajo y otras personas que significan algo para ti.

En muchos colegios estadounidenses también es muy común que todos los alumnos le den una tarjeta a sus profesores y entre ellos. Aquí el Día de San Valentín no está limitado al amor romántico, sino que la gente muestra su deseo de que todos se sientan queridos y apreciados. Una hermosa idea, ya que dar este tipo de atención positiva a menudo nos ayuda en nuestro día a día ajetreado.

San Valentín para niños y adultos

Tarjeta del Día de San Valentín

Regalar una bonita tarjeta es para muchos la esencia de la celebración del Día de San Valentín, a ser posible una tarjeta con palabras bien escogidas sobre las razones por las que esa persona significa algo para ti. Simples saludos como “Feliz Día de San Valentín”, “Para mi mejor amig@” y “Mis mejores deseos para tu Día de San Valentín” también serán bien recibidos, por supuesto.

La tradición de dar una bonita tarjeta de San Valentín a algiuen importante tampoco es algo nuevo. Este tipo de tarjetas ya se producían en masa en los Estados Unidos y el Reino Unido durante el siglo XIX.

Pero a pesar de que las tradiciones del Día de San Valentín son antiguas no hay duda de que las tiendas ganan mucho a través del deseo de la gente de dar atención y amor a los demás. Esto puede llevar al uso excesivo de dinero y a la acumulación de bagatelas en nuestras casas.

En un tiempo en el que el reciclaje está en el centro de atención es perfecto poder hacer una tarjeta con forma de corazón para el Día de San Valentín de forma casera, y a ser posible junto con tus niños. A menudo puedes usar materiales que ya tienes, como papel, cartón og cartulina. ¡Hacer estas tarjetas uno mismo es inteligente, creativo y divertido!

La última publicación en el blog

Cargando..